jueves, 15 de abril de 2010

Resumen "La leyenda de los Cinco Soles" : Quetzalcoatl (Serpiente Emplumada)

El personaje que escogí fue Quetzalcóatl por su gran bondad hacia la humanidad, y sus grandes hazañas que guiaron hacia el bien social según la leyenda.

- Quetzalcóatl fue el tercer hijo de los "señores de la carne" que fueron los primeros seres en el tlaltipac. Éste fue un dios benévolo y muy poderoso. Su primera aportación fue el primer sol hecho de una hoguera que Huitzilopochtli había formado para que los dioses se reunieran y se pusieran de acuerdo en formar a los primeros hombres en la tierra(tlaltipac) para que los adorasen. Pero este sol era muy mediocre, no era un buen sol. Por lo tanto Tezcatlipoca (Dios hermano de Quetzalcóatl) toma por sí mismo el sol y se convierte en éste. Siendo un sol bastante intenso, que no permitía que se dieran las cosechas. Quetzalcóatl indignado sube y lo derriba de un bastonazo, convirtiéndose en un sol mucho más condescendiente con las cosechas y con los hombres que habitaban. Pero ésto no duró por mucho tiempo, después llegó el momento de la venganza de Tezcatlipoca que derribó a Quetzalcóatl y cuando éste descendió provocó una catástrofe equivalente a un terremoto. Tlaloc tomó el lugar de Quetzalcóatl para volverse sol, pero en esta era los hombres se volvieron malos; mataban, robaban y el momento simplemente era pura corrupción. Por lo tanto, Quetzalcóatl le ordenó al dios del fuego que destruyera a la humanidad, lo cual fue hecho al instante de pedírselo. Sólo sobrevivieron dos humanos, los cuales se encargarían de dar paso a la siguiente generación. Hubo un tiempo en el que los hombres poblaron de nuevo la tierra y obedecían a los dioses, pero Tezcatlipoca no estaba contento con todo ésto y corrompió a una diosa para que destruyera a la humanidad una vez más. Un tiempo de catástrofe volvió al Tlaltipac, esta vez con lluvia intensa.
Los dioses se sentían avergonzados por su comportamiento hacia la tierra y las decisiones que habían tomado, por lo tanto, se reunieron en un año en Teotihuacán para arreglar la tierra que tanto había sufrido por las destrucciones, y llegar a un acuerdo sobre qué hacer.
Así lo hicieron, pusieron todo de nuevo en su lugar y todo volvió a la normalidad, pero todavía no existía ningún hombre, por consiguiente decidieron crear la versión definitiva de la humanidad; pero para esto necesitaban materia prima para formarlos. Se decidió bajar al mictlán y encontrar un hueso de gigante, que alguna vez habitaron sobre la tierra, para con éste formar a los primeros y definitivos hombres. Pero ninguno quería bajar para tal hazaña, tales fueron las discusiones que Quetzalcóatl acabó ofreciéndose. Así éste bajo los 9 niveles del inframundo, y una vez ahí, tomó el hueso de gigante y se volvió para llevarlo a los dioses, en ésto el dios de los muertos lo persiguió y en esta persecución, el hueso se cayó y se rompió en dos, permitiéndole a Quetzalcóatl tomar solamente una mitad. Con ésta, se formó al primer hombre, que era la mitad de alto que los gigantes, de ahí la altura de éste.
La tierra era normal de nuevo, solo que estaba hundida en las tinieblas, ya que no había sol después de la última destrucción, por lo tanto, se escogió a un dios para que fuera el Sol que ahora conocemos, y a otro que fuera la Luna para iluminar la noche. Después de un elaborado ritual de 13 días de ayuno y sacrificios, estos dos dioses se aventaron aun círculo de llamas para convertirse en los respectivos astros. Al 14º día los dioses salieron en forma de un águila que llevaba una bola deslumbrante hacia el cielo, y después otra que la llevaba un ocelote. Quetzalcóatl pensó que no podían existir dos soles, por lo tanto, enfurecido lanzó un conejo que pasaba por ahí hacia la segunda bola marcándolo y bajándole la intensidad de Luz, convirtiéndose así en la Luna con la cara del conejo impresa. Y ésta fue la última acción de Quetzalcóatl en este recorrido de la formación del mundo que conocemos hoy en día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada